Logo GJ Automotive

Opel Combo, combinación ganadora

El nuevo Opel Combo es la nueva apuesta de la firma alemana para el segmento de los turismos familiares. Modularidad, espacio, motores eficientes y una amplia variedad de asistentes a la conducción le convierten en la alternativa perfecta a los monovolúmenes y SUV familiares.

Opel no se ha dejado ni un detalle a medio terminar. Desarrollados sobre la nueva plataforma EMP2 del Grupo PSA, se reivindica como un vehículo espacioso, cómodo y capaz tanto en su versión de calle (Life) como en la de trabajo (Cargo).

El empleo de esta plataforma les ha permitido, además, convertirlo en uno de los modelos más seguros de su categoría. En total, 19 ayudas a la conducción, muchos de ellos de serie, entre los que destacan el asistente de frenada de emergencia en ciudad con detector de peatones, el sistema de mantenimiento de carril, el control de velocidad de crucero adaptativo, el control de ángulo muerto, la cámara de visión trasera e, incluso, Head-Up Display. Todo ello sin olvidar la pantalla central táctil de 8 pulgadas con sincronización móvil o la carga inductiva para móviles.

Mención aparte merece la variante Cargo, dado que ofrece como primicia un indicador de sobrecarga. Mediante luces LED (blanca o naranja), este sistema nos indicará si estamos sobrepasando o no el límite de carga permitida en nuestro vehículo. Carga útil que, puestos a mencionar, es de 1.000 kilos. Otra de las novedades del Combo Cargo llega de la mano del retrovisor central. Al carecer de acristalamiento lateral, la solución ha sido la de incluir una pequeña pantalla en el retrovisor en la que en todo momento se muestra su zona trasera.

 

Gama amplísima

Otro punto a destacar es su amplia gama de motorizaciones. El Combo Life está disponible con una motorización gasolina 1.2 Puretech Turbo de 110 CV asociada a la caja de cambios manual de 6 relaciones, mientras que la oferta diésel se estructura en tres potencias, 75, 100 y 130 CV, todas desarrolladas a partir del nuevo bloque 1.5 TD.

Las versiones de 75 y 100 CV se combinarán con la transmisión manual de cinco relaciones, mientras que la tope de gama lo hará a la manual de seis o, en opción y como novedad, una automática con convertidor de par de ocho velocidades. Por su parte, el Combo Cargo reduce su oferta a los bloques diésel, aunque en este caso combina el bloque 1.6 TD de 75 o 100 CV,  siempre asociados a la caja manual de cinco velocidades.

Si nos referimos a modularidad, los Combo Life y Cargo cuentan con dos tipos de carrocerías. Una corta, denominada L, con 4.403 mm y otra larga o XL de 4.753 mm. En la versión destinada para pasajeros y con independencia de su longitud, podremos montar cinco o siete asientos.

Por encima de todo, Opel ha fabricado un almacén dentro de un escaparate llamado Combo. En total, repartidos por el habitáculo se hallan nada menos que 28 huecos... Guanteras, cofres ocultos e incluso un raíl transversal que cruza el enorme techo panorámico nos permiten almacenar una cantidad ingente de enseres personales, ideales para familias con uno, dos o tres niños. Gracias a su espectacular habitabilidad interior, con espacio de sobra para tres ocupantes en su zona trasera o para tres sillitas infantiles (ofrece tres anclajes Isofix) Opel ha conseguido crear con este Combo un coche capaz de generarnos una duda. ¿Es este Combo la mejor opción como coche familiar?

No cabe duda de que con el segmento SUV hegemonizando el mercado, podría ser motivo de debate esta propuesta. Pero el Opel Combo Life impone, y mucho. Impone si tenemos una amplia familia o si somos viajeros, deportistas y aventureros. Impone no solo porque hay espacio para meter una tabla de surf, sino porque al abatir todos los asientos (incluido el del copiloto) nos brinda 2.126 litros de capacidad máxima.

Este Combo es una muy, pero que muy buena opción para los que apuesten por comodidad y habitabilidad.

FUENTE: http://ww2.autoscout24.es

Logo GJ Automotive
hello world!