Blog

Últimas noticias de la industria

¿Son las motos eléctricas una alternativa real de movilidad en las grandes ciudades?

Datos facilitados por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) señalan que a finales de 2020 el 5 % de las motos matriculadas en España eran eléctricas.

Una moto eléctrica es aquella que en lugar de contar con un motor de combustión, está impulsada por una mecánica eléctrica. Por aspecto, son prácticamente idénticas a las motos convencionales. Tanto es así, que en muchas ocasiones, resulta difícil diferenciarlas si no es por el sonido, ya que en este caso: las motos eléctricas son completamente silenciosas.

El mercado de las motos eléctricas ha experimentado un crecimiento espectacular en 2020. Las políticas de emisiones, la pandemia y la mayor conciencia medioambiental de los conductores han sido el caldo de cultivo perfecto para que muchos usuarios se hayan decidido (o estén a punto de hacerlo) a dar el salto a la movilidad eléctrica de dos ruedas.

En este reportaje vamos a repasar todo lo que necesitas saber para elegir una moto enchufable. Porque sí, las motos eléctricas son una alternativa real de movilidad en las grandes ciudades.

Qué permiso de conducir es necesario

No existe una normativa específica que regule el uso de motos enchufables; todo lo que respecta a la circulación y los usuarios se rige por las normas de la Dirección General de Tráfico relativas a los vehículos de dos ruedas.

Esto significa que para conducir una moto eléctrica es necesario tener un permiso de conducir en vigor, el tipo de carnet se establece en función de la potencia del motor eléctrico y de la velocidad máxima que pueden alcanzar. Son cuatro:

  • Carnet AM: Es el mismo que el de los ciclomotores y nos permite conducir motos eléctricas que no supere la velocidad de 45km/h.
  • Carnet A1 o Carnet B con tres años de antigüedad: Necesario para conducir motos eléctricas con una potencia de motor de hasta 11KW, pueden superar los 45 km/h.
  • Carnet A2: Es el que necesitamos para conducir motos eléctricas con una potencia entre los 11KW y los 35KW.
  • Carnet A: Permite utilizar cualquier moto eléctrica independientemente de su potencia y velocidad.

¿Y qué hay del seguro?

Como sucede con cualquier vehículo a motor, para circular con una moto eléctrica es imprescindible contar con una póliza de seguro en vigor.

Hay compañías que ofrecen seguros específicos para motos eléctricas. Suelen contar con las coberturas propias de las pólizas convencionales y suman algunas específicas como la recarga en carretera o el robo de la batería.

Ventajas de las motos eléctricas para la ciudad

“La moto eléctrica es un vehículo perfecto para circular en ciudad.”, señala José María Riaño, secretario general de Anesdor. “Combina las ventajas ambientales que presenta la tecnología eléctrica y las de movilidad intrínsecas de la moto: contribución a la descongestión del tráfico, reducción de los tiempos de desplazamiento y ahorro económico para los usuarios tanto en la adquisición como en el mantenimiento”, repasa.

Entre las ventajas de este medio como transporte en las grandes ciudades destacamos cuatro:

  1. Ahorro en combustible e impuestos: recargar una moto eléctrica es más barato que llenar el depósito de gasolina en una moto convencional. Además, el hecho de no generar emisiones contaminantes puede hacer que ahorremos dinero en impuestos municipales.
  2. Menor mantenimiento: las motos eléctricas necesitan de menos cuidados y revisiones.
  3. Menos olores, ruidos y riesgos de quemaduras: Al no llevar gasolina ni aceite no genere olores a estos compuestos, son vehículos muy silenciosos y no cuenta con componentes que puedan lastimar a los pasajeros, como los tubos de escape de las motos convencionales.
  4. No contaminan: No generan emisiones contaminantes y evitan la contaminación acústica.

Los detractores añadirán la que consideran la gran desventaja de las motos eléctricas que es su precio.

Es cierto que, por norma general, la tarifa de compra resulta algo más elevada; pero si se tiene en cuenta que el mantenimiento y el riesgo de averías es menor, ese sobrecoste queda amortizado a medio plazo. Hay que añadir, además, que las motos eléctricas cuentan con interesantes subvenciones contempladas en los planes de ayudas del Gobierno a la adquisición de vehículos eficientes. Con el Plan Moves en vigor, es posible conseguir una rebaja de hasta 750 euros.

Circulación libre en zonas de bajas emisiones

Dejamos para el final la que es la gran ventaja de las motos eléctricas en las grandes ciudades.

Pongamos como ejemplo la zona de tráfico restringido de la capital, Madrid Central. En el perímetro de bajas emisiones de Madrid, las motos eléctricas, clasificadas con etiquetas ECO o CERO emisiones, podrán acceder sin ningún tipo de restricción. Las motos de menos de 15 años (etiquetas B y C ), tienen acceso libre en horario de 7:00 hasta las 22:00, sin ninguna restricción de entrada ni salida. Una vez dentro puedes salir a la hora que lo necesites. Sin embargo, si accedes más tarde de las 22:00, deberás estacionar en un parking.

En este vídeo, lo tienes más detallado CLICK AQUÍ >

Hasta aquí las ventajas de las motos eléctricas y lo que necesitas conocer para ser el/la próxim@ que dé el paso a la electromovilidad sobre dos ruedas. La marca y modelo la dejamos a tu elección, pero en este enlace puedes encontrar algunas sugerencias.

FUENTE: https://movilidadelectrica.com

Volver arriba