Logo GJ Automotive

A prueba el SsangYong Tivoli

Alegra ver cómo algunos proyectos que en un principio pudieran parecer muy locos consiguen el éxito gracias a la pasión de unos pocos. Es exactamente lo que le ha pasado al equipo español de SsangYong en su primera participación en el Dakar.

Lo cierto es que todo parecía estar en contra: un coche nuevo con pocos kilómetros de test, un equipo nuevo y un piloto debutante, Oscar Fuertes, experimentado en rallys de tierra (fue campeón de España), pero poco ducho en raids y pruebas tan exigentes. No sólo llegaron a meta, un éxito en sí, sino que quedaron segundos.

No es habitual tener la ocasión de pilotar un coche del Dakar, pero SsangYong España le dio la oportunidad a MARCA de ponerse al volante de su Tivoli DKR, el buggy con el que volvió al rally más duro del mundo en 2018 en el que consiguió terminar en una brillante 32ª posición. Oscar Fuertes y Diego Vallejo fueron segundos entre los rookies.

Se trata de un buggy de dos ruedas motrices, motor V8 de gasolina de procedencia Corvette con más de 400 caballos, ideal para circular por caminos rotos, donde puede rodar muchísimo más rápido que los 4x4 gracias a su amplio recorrido de suspensión y con muy buenas prestaciones en arena, donde saca ventaja del sistema de autoinflado que el reglamento le permite usar.

Aunque el SsangYong Tivoli DKR está diseñado para terrenos más complicados y temperaturas diferentes a las que nos recibieron el día de la prueba, se pudieron comprobar algunas de sus virtudes. Su motor tiene un par inmenso (le permitiría incluso arrancar en cuarta velocidad), la suspensión es capaz de absorber casi cualquier obstáculo y sus neumáticos Yokohama generan una capacidad de tracción altísima.

Con todo, lo más alucinante es el trabajo de las suspensiones. Agujeros que podrían destrozar a un SUV son pan comido para el Tivoli DKR que incluso en terreno roto resulta cómodo. "No queremos ni pensar cómo debe ir en arena, con una 'oruga' de casi 50 centímetros cuando se baja la presión de las Yokohama".

El próximo año SsangYong volverá al Dakar con renovadas fuerzas. De hecho, la marca coreana trabaja para alinear un segundo coche que permita redoblar sus opciones de acabar la prueba. Actualmente el nuevo coche, que se presentará en noviembre, ya tiene listos tres chasis sobre los que se van a aplicar importantes cambios: un mayor recorrido de suspensiones, una caja de cambios nueva, una posición más alta para el piloto y frenos más potentes, entre otras mejoras.

 

FUENTE: www.autobild.es

 

Logo GJ Automotive
hello world!